Donde estamos

¿DÓNDE ESTAMOS?
Los Cruzados Seráficos no estamos en ningún sitio concreto porque estamos en
el mundo. Cuando nuestro Padre, san Francisco, se encontraba en dudas sobre lo
que le pedía el Señor, finalmente, después de rezar se dio cuenta de que el Señor le
pedía evangelizar. Como dice nuestra Regla, pasar del Evangelio a la vida y de la vida
al Evangelio; de la contemplación a la acción y de la acción a la contemplación.
Los Cruzados Seráficos no formamos comunidades, pero sí estamos en nuestras
fraternidades a la que pertenecemos como terciarios franciscanos. Ahí es donde
estamos para mejor servir a la Orden.